El Fiat 500 se expondrá en el MoMa

El MoMA adquiere un Fiat 500 por su valor artístico y cultural

Los coches son algo más que un medio de transporte.

Algunos modelos como el Seat 600, el MINI o el Fiat 500 son auténticos iconos sociales y culturales de su tiempo y de su entorno que sirven para contextualizar la historia en un determinado momento.

Además su diseño es resultado de una obra creativa que en muchos casos se convierte en una auténtica obra de arte.

Este es el caso del Fiat 500, un modelo que marcó un antes y un después en la evolución de la industria automovilística europea y se convirtió en un símbolo de los años 50 y 60 en Italia para contextualizar el “milagro económico italiano“; es decir, el proceso de crecimiento económico e industrial de una Italia dañada por la dictadura fascista de Mussolini y la Segunda Guerra Mundial.

El Fiat 500 que ha adquirido el MoMA / Fiat

 

El valor artístico y simbólico del Fiat 500 es tan alto que el MoMA ha decidido adquirir unos 500 de la serie F (que se fabricó entre los años 1965 y 1972) para exponerlo de forma permanente.

Cabe decir que no es el primer modelo de Fiat expuesto en el MoMA, ya que el siempre criticado Multipla ya se expone en el centro neoyorquino desde hace más de diez años.

Estéticamente el 500 es un modelo que se ve atractivo y joven aún hoy, y si el modelo original vendió más de 4 millones de unidades entre 1957 y 1975, la versión moderna, al mercado desde el año 2007, ha sido capaz de vender ya más de 2 millones de unidades en todo el planeta.

Leave a Reply

*