Fisker Emotion, la alternativa más seria al Tesla Model S

Fisker presenta su nuevo coche eléctrico y autónomo en el CES Las Vegas con 780 CV y ​​650 kilómetros de autonomía

La marca de Henrik Fisker nos ha vuelto a dejar boquiabiertos con el Emotion, un coche eléctrico deportivo que llegará al mercado durante el 2019 y que quiere atacar la línea de flotación del Tesla Model S, el referente global del segmento.

Autónomo y potente

El Emotion es un coche realmente trabajado desde el punto de vista estético y tecnológico, gracias a un diseño elegante y futurista -más rompedor que el Modelo S, nos atrevemos a decir- y una plataforma 100% eléctrica con 650 kilómetros de autonomía (100 kilómetros más que el Modelo S P100D) gracias a unas baterías de última generación de iones de litio en estado sólido que podrían llegar a ofrecer hasta 800 kilómetros de autonomía en evoluciones futuras.

Mecánicamente este deportivo eléctrico utiliza dos motores -uno sobre cada eje- y que aportan una potencia de 575 kW (más de 780 CV) repartida entre las cuatro ruedas. Gracias a esta potencia, el Fisker Emotion puede acelerar de 0 a 100 en 3 segundos y tiene una velocidad máxima -limitada- de 260 km / h.

Pero la gran sorpresa de Fisker el CES Las Vegas ha sido el sensor Quanergy S3, un LIDAR (Light Detection And Ranging) similar al de los aviones de última generación de dimensiones reducidas y que permite escanear la realidad que le rodea en todas dieccions. Este sensor permitiría al Fisker Emotion llegar al nivel 4 (sobre una escala de 5) de la conducción autónoma.

Elegante y deportivo

En cuanto al diseño, la última creación de Fisker es un atrevido ejercicio futurista que casa las líneas tradicionales de una berlina cupé con elementos estéticos exclusivos como las llantas de 24 pulgadas o el sistema de apertura de las cuatro puertas en forma de gaviota y tijera.

Pero aquí no acaban las novedades del Fisker Emotion, ya que su configuración de cuatro plazas (2 + 2) prevé el uso de materiales de lujo como la piel vuelta o la fibra de carboi, o una pantalla táctil de 27 pulgadas o las pantallas de 23 pulgadas que pueden usar los ocupantes de las plazas traseras.

El propietario Henrik Fisker afirmó el CES Las Vegas que el nuevo Emotion se fabricará íntegramente en Estados Unidos -aunque todavía no dispone de ningún emplazamiento- y que el coche, que ya se puede reservar con una paga y señal de 2.000 dólares, tendrá un precio final de 129.000 dólares (unos 105.000 euros al cambio), una factura final algo inferior a su gran rival Tesla Model S P100D.

Leave a Reply

*